Sidrería Sobiñagu

El Sobiñagu es una sidrería en Gijón de referencia abierta en 2012 que cuenta con un ambiente moderno y atmósfera relajada para disfrutar de una comida fresca y de gran calidad. Tapas, raciones, arroces pero sobretodo unas parrillas de carne para chuparse los dedos. Solomillo de ternera asturiana, Entrecot, Picaña de Buey: unos productos de primerísima calidad para satisfacer los paladares más selectos.

Situada en las cercanías del Parque de los Pericones encontramos este excepcional restaurante con productos de la mejor calidad, carnes y productos del mar en diferentes recetas, a la parrila, así como tablas de embutidos, revueltos, ensaladas…

Una estupenda opción para comer de carta o de menú, ya que disponen de varios menús con diferentes combinaciones y precios, para todo tipo de gustos y bolsillos: Menú parrillero, ejecutivo, fitness, diario y de fin de semana.

Disponen de un local acogedor, con amplios ventanales y una terraza abierta en la parte delantera para fumadores, por supuesto, cubierta.

La barra que atraviesa todo el local también es un espacio donde poder tomarse unos culines, unas cervezas o un vino y acompañarlos con tapas a muy buen precio, auqnue tienen una gran variedad de pinchos.

Tienen dos zonas de comedor, una separada por un gran escaparate de todo tipo de carnes de la zona de la barra, donde se escancia y otra, más “formal” y moderna donde no se echa sidra pero sí que tiene un sistema integrado en las columnas donde pones el vaso, das a un botón y te echan un culín de sidra. Sin duda, más “limpio”, más “moderno” pero esta práctica, unida a los famosos “isidrines” y tapones de sidra, está acabando poco a poco con la figura del escanciador de sidra en Asturies. Así que nosotros, siendo consecuentes, pedimos cenar en la zona “escanciable” de la sidreria.

Tienen dos palos de sidra, Trabanco y Acebal, Sidra Carrascu (la sidra de denominación de origen protegida de Acebal)de contínuo aúnque cada poco va rotando palos de otros llagares. Elegimos Sidra Castañon para comer por su calidad y sabor que para nosotros estaba mucho mejor que las sidras habituales.

Pues bien, nos decantamos por la carne para comer ya que es lo que toca en este local debido a su amplia oferta de diferentes piezas y el parrillero brasileño Mesí domina el tema y acierta con las intensidades exteriores y las templanzas interiores, dándole el punto exacto a la carne.

El trato es excepcional y la experiencia seguro que no os dejará indiferentes, aunque recomendamos realizar la reserva antes de aventurarse a intentar saciar vuestra hambre y sed de improvisto, ya que tiene una gran acogida y os podéis quedar sin mesa.

Rubén, el dueño, trabajó en Uría La Casa Redonda, sidrería de sus tíos Amador y Luis y una de las grandes del panorama gijonés, por lo tanto lleva demasiada sangre chigrera para evitar el destino hostelero en el que lleva desde los quince años hasta el actual éxito, que le va marcando el devenir inmediato.

Buen sitio si te gusta la carne bien de precio, con ambiente y mezcla de decoración tradicional y moderna. En esta sidrería puedes podrás disfrutar tanto de una comida familiar como de un rato con amigos en medio de un buen ambiente sidrero para que pases un rato agradable.

Dirección Calle Leoncio Suárez, 60, Gijón. Teléfono 984 29 80 63.

Sala: Rubén Barrero Méndez. Cocina: Laura Alonso Faza. Parrilla: Mesí. Menús diarios, sábado y domingo Descanso: Lunes tarde y Martes. Disponen de página de Facebook y app propia y gratuita donde puedes estar al tanto de novedades, ofertas e incluso ver el menú diario.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: